CLICK PARA VER EN VIVO

CLICK PARA VER EN VIVO
CLICK PARA VER EN VIVO

RON MACORIX

RON MACORIX

LEVEL

LEVEL

lunes, 12 de agosto de 2013

La fiscal de Puerto Plata confió allanamiento a un capitán; no a sus colegas


A pesar de que en el allanamiento en el proyecto habitacional La Mulata III participaron varios fiscales adjuntos, la jefa del Ministerio Público en Puerto Plata, Alba Núñez Pichardo, prefirió ordenar la ejecución de esa operación a un capitán de la Policía.Núñez Pichardo entregó la orden de allanamiento al capitán Gerson Acosta Polanco, para que fuera este policía y no los fiscales bajo su conducción quienes dirigieran ese operativo. En ese allanamiento, los fiscales adjuntos actuantes fueron Víctor Manuel Mejía, Juan Carlos Hernández, José Martínez Montán, Ramón Antonio Núñez Liriano y Ramón Cabrera.

 Pero según confiaron a elCaribe, la fiscal Núñez Pichardo ordenó a un empleado de la Fiscalía que recogiera las órdenes de allanamiento para el caso Mulata III, y en vez de entregárselas a los fiscales actuantes dictaminó dársela al capitán Acosta Polanco.

 Este oficial de la Policía habría recibido la orden para este allanamiento a las 12:00 de la noche del 16 de octubre del 2012, un día antes de materializarse esta acción. Lo que dice la fiscal de Puerto Plata para justificar su proceder, es que en octubre del año pasado, cuando se ejecutó el allanamiento, el capitán Acosta era el jefe de Investigaciones Criminales del destacamento de Sosúa.

 Núñez Pichardo asegura que cree plenamente en la capacidad de su equipo de fiscales, con lo que intenta descartar que la desconfianza fuera la razón por la que no entregó la orden de allanamiento a miembros del Ministerio Público. 

 Sobre la actuación protagónica del capitán Acosta, esto fue lo que respondió la fiscal: “Como oficial investigador, no es extraño ni casual que él (Acosta Polanco) recibiera las órdenes (de allanamiento), porque eso tampoco no es ilegal ni pecaminoso”, respondió Núñez Pichardo. 

 El artículo 180 del Código Procesal Penal establece que “el registro de un recinto privado, destinado a la habitación o a otros fines particulares, sólo puede realizarse a solicitud del Ministerio Público, por orden de allanamiento expedida mediante resolución judicial motivada. En los casos de urgencia y en ausencia del Ministerio Público, la Policía puede solicitarla directamente”.

 En el caso en cuestión, el Ministerio Público no estuvo ausente. Por eso no fue la Policía quien solicitó la orden de allanamiento a La Mulata III, sino el propio Ministerio Público de Puerto Plata. Tampoco fue realizado de manera urgente, como bien lo explica la fiscal Núñez Pichardo. 

 www.elcaribe.com.do